Facebook Linked In Youtube Twitter

Bordado en materiales 100% poliéster: cómo adaptar la técnica al soporte

La creciente variedad de materiales aptos para bordado requiere el uso de técnicas y consumibles adecuados que garanticen un acabado perfecto

 

Cada vez son más los polos o las prendas deportivas que se fabrican en poliéster. Suelen ser finos, con o sin malla transpirable, y todos tienen un alto grado de elasticidad del tejido. Por lo tanto, es imprescindible estabilizar el material al máximo para evitar distorsiones y desviaciones. Para conseguirlo, los métodos varían según la técnica de bordado utilizada.

 

detalle_maquina_bordado

 

 

BORDADO TUBULAR

La principal desventaja del bordado tubular es que, aunque se utilicen varias capas refuerzo, la tela no queda adherida a él. Dependiendo del programa, esto puede provocar alteraciones o problemas de ajuste de perfiles.

 

     -> Consejo

Antes de encuadrar, utiliza un marco que no sea de tela autoadhesivo, y colócalo al dorso del bordado, asegurándote de que esté en contacto con la tela del bastidor. Si es necesario, para diseños con muchas puntadas o letras pequeñas, puedes ampliar el grosor del soporte o incluso añadir una capa de tela para recortar. Esta técnica también se recomienda para bordar en mangas.

 

 

BORDADO EN PLANO

Esta técnica de bordado simplifica el proceso. Utiliza una tela no tejida autoadhesiva sobre tu pantógrafo. A continuación, corta un cuadrado de tela ligeramente más grande que el tamaño del bordado y colócalo en el lugar en el que se realizará el bordado. Protegiendo previamente los cabezales de la máquina, pegue este trozo de tela y coloque su soporte.

 

 

La elección de las agujas y el hilo

detalle_maquina_bordadoPara los materiales de poliéster, normalmente una aguja de calibre 75 (punta SES) combinada con un hilo de rayón o polineón de calibre 40 será suficiente. Para detalles o letras más definidas, puedes utilizar un hilo 60 y una aguja 65 (punta SES): y así podrás obtener mayor precisión en el bordado.

 

 

     ->Tres consejos de picaje

  1. No dudes en utilizar puntadas de apoyo para una mejor sujeción del material.
  2. Añade compensación en las letras pequeñas y en las zonas de relleno (el poliéster tiende a comerse las puntadas).
  3. Refuerza aún más la compensación si bordas letras claras sobre fondo oscuro.

 

     ->Caso específico para bordado de espalda

En el caso del bordado posterior sobre poliéster, pega primero su zona de encuadre con tela no tejida planchada (utilizando una prensa o una plancha) y añade un grosor mínimo de 60 g de refuerzo.

 

 

*Artículo creado por Olivier Cetra (Globe Brodeurs)


 

Nuestros
Socios